Asma y Quiropráctica

Asma imagenPosibles causas de asma

Mientras las causas del asma siguen sin conocerse, muchos investigadores creen que el asma se produce por una perturbación en el centro respiratorio dentro del tallo cerebral. De hecho, un estudio sugiere que este es el “denominador común” y el mecanismo que está detrás de todas las variedades de asma. Se cree que esta perturbación causa la contracción de los músculos de las vías respiratorias y como consecuencia, se reduce la entrada de aire en los pulmones.
Aunque no se conozcan las causas reales, aquellos que sufren de esta enfermedad se encuentran propensos a tener ataques de asma por las siguientes causas:

Alérgenos en espacios cerrados (por ejemplo los ácaros del polvo presentes en la ropa de cama, las alfombras y los muebles tapizados, la contaminación y la caspa de los animales domésticos)
Alérgenos en espacios exteriores (como pólenes y mohos), humo de tabaco, productos químicos irritantes en el lugar de trabajo.
Otros factores desencadenantes pueden ser el aire frío, una emoción extrema, de enfado o miedo, y el ejercicio físico.

Varios estudios han demostrado que la incidencia del asma y las alergias tiende a aumentar en los países donde las tasas de inmunización infantil son altas. Esto ha llevado a algunos investigadores a sugerir que ciertas infecciones pueden desencadenar cambios inmunes que son los que protegen a los niños de desarrollar asma y alergias más adelante.
Con el aumento de las vacunas y los antibióticos, la gente en los países desarrollados han experimentado un menor número de infecciones graves en la niñez – como nunca antes – .
Los científicos sospechan que un sistema inmunológico sin un trabajo serio que hacer, es probable que se convierta un ejército renegado, atacando a cualquier irritante en cada encuentro. Un estudio hecho por investigadores Holandeses y Estadounidenses, reveló que el 75% de los niños que sufren asma moderada a severa, aun continúan con esta condición a la edad de 20 – 25 años.

El tratamiento convencional incluye el uso de broncodilatadores, esteroides y las inyecciones para alergias de sensibilización para aliviar los síntomas del asma y, aunque nadie estaría en desacuerdo con el uso adecuado de los medicamentos en el control de asma, hay muchas investigaciones que sugieren que a menudo hay serios problemas como resultado de su uso. “Un enfoque en los broncodilatadores como el único tratamiento es inadecuado. Se trata de una terapia sintomática que no tiene nada que ver con el proceso de sanarse” Dr. Michael Kaliner, director del Dpto. de Alérgias, Instituto Nacional de enfermedades Mentales. EEUU.

Las personas con asma «respiraron» un suspiro de alivio con la llegada de los esteroides inhalados a principios de los años 1990. Miles de personas toman dosis altas a diario en tratamientos que pueden durar toda la vida. Una nueva investigación indica que los esteroides inhalados pueden tener un lado oscuro insospechado. Un estudio de casi 50,000 personas de edad avanzada en Canadá, encontró que el uso prolongado de esteroides inhalados aumenta notablemente el riesgo de una persona de padecer glaucoma, la principal causa de ceguera.

El tratamiento médico más común para el asma incluye antiinflamatorios, inhaladores de cortisona o broncodilatadores de acción prolongada. Estos pueden incluir Singulair, Aluterol, Ventolin, Atrovent y Prednisone. De acuerdo con “El Vademécum”, estos medicamentos tienen efectos secundarios peligrosos

La quiropráctica y el asma

Cuidado de las cervicales superiores y el tallo cerebral
La desalineación de las dos primeras vértebras (huesos) de la columna cervical (cuello), pueden provocar alteraciones en el tallo cerebral y el centro respiratorio.
Múltiples estudios han demostrado que el cuidado cervical mejora enormemente la función pulmonar. Una reciente investigación publicada documenta que cada paciente de asma de la investigación mejoró entre el 87% y el 100% tras recibir cuidados quiroprácticos de las cervicales superiores.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar