La salud bucal puede afectar la salud general

boca saludable

La Salud Bucal debería ser reconocida como una de las prioridades de salud del país, tanto por la prevalencia y severidad de las enfermedades bucales como por la mayor percepción de la población frente a estas patologías que afectan su salud general y su calidad de vida.

Lo que entra por la boca puede afectar al resto del cuerpo y lo que entra en el resto del cuerpo puede tener efecto en la boca. En otras palabras, la salud bucal es importante y está relacionada con la salud y el bienestar general.

Relaciones entre la salud bucal y la salud general

La boca está llena de varias bacterias, incluyendo aquellas relacionadas con las caries dentales, las enfermedades
periodontales (de las encías) y enfermedades sistémicas que afectan la salud general. Estas bacterias por lo general se mantienen bajo control con una buena higiene bucal como el cepillado y el uso hilo dental diarios. Cuando las bacterias perjudiciales crecen fuera de control, pueden ocasionar infecciones en las encías y proporcionar un puerto de entrada al torrente sanguíneo.

La boca es la ventana de la salud del cuerpo

La boca refleja indicios y síntomas de salud y de enfermedad. Puede demostrar indicios de enfermedades, infecciones generales y carencias alimenticias. El ex-Director General de Salud Pública, en un informe del año 2000 sobre la salud bucal de EE.UU., notó que “[una] evaluación física de la boca y de la cara pueden revelar indicios de enfermedad, consumo de drogas, violencia doméstica física, hábitos perjudiciales o adicciones como por ejemplo al cigarrillo, y la condición general de la salud.”

La salud bucal puede afectar otras enfermedades y afecciones

• Diferentes estudios de investigación indicaron una relación entre enfermedades de encías graves y ciertas enfermedades que afectan el organismo, incluyendo diabetes y enfermedades del corazón.

• La boca puede hacer de depósito directo para la contaminación bacterial de los pulmones con posterior desarrollo de neumonía bacterial.

• Las mujeres embarazadas con enfermedades en las encías se encuentran en un riesgo mayor de partos prematuros y de dar a luz a bebés de poco peso.

• La infección en la boca puede interrumpir los niveles de azúcar en la sangre y hacer que la diabetes sea más difícil
de controlar.

Las enfermedades y afecciones pueden afectar la salud bucal

• Las personas con sistemas inmunológicos débiles tienen más probabilidades de tener infección micóticas y virales en la
boca.

• Algunos trastornos de la sangre, gastrointestinales como GERD (Enfermedad de reflujo gastroesofágico), enfermedades respiratorias y afecciones pueden afectar la salud bucal.

• Las afecciones cardiovasculares, la diabetes y el embarazo pueden afectar el cuidado bucal y la salud bucal.

• Los medicamentos que se toman por otras afecciones pueden ocasionar boca seca, lo cual puede aumentar el riesgo de caries dentales, infecciones bucales de candidiasis y otras infecciones bucales.

• La carencia de vitaminas pueden tener graves efectos en la boca y en los dientes.

• El consumo de tabaco y los malos hábitos alimenticios pueden afectar la boca y la cara.

La buena salud puede comenzar con la boca

Si bien las enfermedades bucales son importantes en sí mismas, a menudo los padres, profesionales de salud y proveedores de servicios de cuidado de niños pasan de alto la relación con la salud general. La promoción de la salud bucal y lo que uno puede hacer con respecto a problemas de salud bucal es un paso importante en el mantenimiento de la salud general.

¿Qué puede hacer?

El mantenimiento de la buena salud bucal mediante las visitas dentales regulares y el tratamiento adecuado de los problemas en las encías es fundamental para todas las personas. Puede tener un rol importante en la prevención de enfermedades de las encías y mejorar la salud de su boca y evitar males mayores haciendo lo siguiente:

• Cepíllese durante dos o tres minutos, dos veces al día, con pasta dental que contenga flúor. Asegúrese de cepillar la línea de las encías.

• Use hilo dental para eliminar la placa de los lugares a los que no puede llegar con su cepillo de dientes.

• Una dieta saludable brinda los nutrientes esenciales (especialmente, vitaminas A y C).

• Evite el cigarrillo y el tabaco sin humo.

• Siga cuidadosamente las instrucciones del médico y del dentista acerca del cuidado de la salud, incluso el uso de medicamentos recetados, como antibióticos, según se indique.

• Trate las infecciones dentales de inmediato.

• Infórmele a su dentista toda su historia clínica, incluso los medicamentos que está tomando actualmente.

• Limite el consumo de alcohol.

• Llame a su dentista y haga una cita para que le realicen una limpieza dental profesional.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar