La Quiropráctica y los Niños

quiro niños¿Por qué deberían sus hijos visitar un Quiropráctico?
Una de las grandes preocupaciones de todo padre es que su hijo tenga la oportunidad de llegar a estar lo más sano posible. Por ello es tan importante la quiropráctica en la infancia. Se debería tener en cuenta lo siguiente:
Muchos estudios actuales demuestran que el nivel físico, mental, social y profesional que alcanzamos de adultos está inmensamente relacionado con las oportunidades que se nos dieron durante la infancia.
Los aspectos que constituyen una respuesta sana a los retos que se presentan durante la infancia finalmente se han vuelto a definir. Hasta no hace mucho se consideraba que un niño estaba sano cuando éste no presentaba ningún síntoma. Sin embargo, estudios recientes sugieren que eso no es siempre así. De hecho, la salud se puede definir mejor como la capacidad que tiene el cuerpo de interpretar y luego responder a su medio ambiente.
Existe un sistema en el cuerpo encargado de interpretar con precisión los mensajes que recibe del medio ambiente y decidir qué respuestas enviar para que el cuerpo pueda adaptarse correctamente. Este sistema es el llamado sistema nervioso, encargado de controlar al crecimiento, la reparación y la función de cada tejido u órgano del cuerpo.

La columna vertebral y Sistema nervioso
El primer eslabón del sistema nervioso es el cerebro (donde se genera toda la información vital que será transmitida al cuerpo a través de la médula espinal y la red de nervios que se desprenden de ella para llegar a todos los demás sistemas del organismo.
La naturaleza a dotado al cerebro de un fuerte casco protector llamado cráneo, y a la médula de otro llamado columna vertebral.
La columna vertebral es de extrema importancia en nuestro cuerpo es por eso que es la parte más sorprendente y compleja de la anatomía Sus tres funciones principales son las de proteger la médula espinal, las raíces nerviosas y varios de los órganos internos del cuerpo, proporcionar soporte estructural y equilibrio a fin de mantener una postura vertical y la de permitir que haya flexibilidad de movimiento.
Si las vértebras perdieran su correcta movilidad, y/o se quedaran bloqueadas, estaríamos frente al complejo de subluxación vertebral.

¿Qué es una subluxación?
Si el cuerpo de su hijo se ve afectado por el estrés, sea a nivel físico, químico o emocional, y éste va más allá de las posibilidades que tiene su cuerpo de soportarlo, puede dar como resultado una pérdida de la posición normal y del movimiento vertebral, causando una interferencia en el sistema nervioso.
A esta pérdida de la función nerviosa y neurológica se le llama subluxación vertebral. El peligro de una subluxación es que pueda afectar el buen funcionamiento del sistema nervioso del niño, a la hora de recibir, procesar y responder correctamente a los cambios que tienen lugar en el cuerpo y en el medio ambiente.

Hacer un chequeo quiropráctico periódico de la columna vertebral es importantísimo para poder detectar la subluxación a tiempo e impedir el proceso degenerativo consecuente de la falta de atención en esta problemática.

¿Cuándo deberían sus hijos visitar un quiropráctico por primera vez?
Una de las experiencias más difíciles de nuestras vidas, es la que experimentamos en nuestro nacimiento. Y debido a que la dificultad de este proceso es irremediable, los recién nacidos son especialmente susceptibles a padecer subluxaciones vertebrales.
Desafortunadamente estos daños no siempre son obvios desde un principio y, si se dejan sin corregir, los efectos dañinos que causa el parto sobre la columna vertebral pueden pasar inadvertidos durante años.
Por lo tanto, sus hijos deberían visitar un quiropráctico lo antes posible después de su nacimiento, para asegurar su buen crecimiento y desarrollo. Si sus hijos no han visitado un quiropráctico y ya son mayores, cuanto antes lo hagan mejor. Ha sido demostrado que una vez que un patrón negativo se ha establecido en el cuerpo durante el crecimiento, éste puede persistir y llegar a limitar a su hijo en diferentes aspectos durante toda su vida.

¿Cuál es la función del quiropráctico?
La función del profesional quiropráctico es detectar y corregir la subluxación vertebral mediante la técnica del ajuste, consistente en un impulso preciso, indoloro y efectivo sobre la articulación bloqueada. El objetivo del ajuste es liberar al nervio de la presión ejercida por la vértebra, se han observado incluso cambios positivos en la curvatura anormal de la columna, puesto que al devolverle la movilidad natural al cuerpo vertebral, los músculos y articulaciones ejercen mejor su trabajo de sostén y alineación.
Las desviaciones de la columna vertebral afectan con relativa frecuencia a la población infantil, pero en muchos casos pasan inadvertidas. En general, no suelen dar síntomas que alerten de su existencia, ya que la ausencia de dolor es usual. Los padres rara vez advierten el problema, salvo que la deformidad sea muy evidente, lo que ya es indicativo de una evolución avanzada. Estos dos hechos -deformación y ausencia de dolor-, hacen que la exploración física rutinaria de la espalda, en las revisiones periódicas del programa del niño sano, sea esencial para detectar el problema lo más precozmente posible.
Si bien es conveniente hacer un chequeo de la columna vertebral hayan o no síntomas, y aún habiéndolos si no se presentaran sobre la columna (para descartar que no sean producto de una subluxación). Hay casos donde la postura de su hijo podría presentar una mayor llamada de atención hacia los padres.
Si observara algunos de los casos citados a continuación, sería conveniente recurrir a un profesional quiropráctico lo antes posible:

• Cabeza inclinada hacia delante en relación con el resto del cuerpo.
• Diferencia en la altura o la posición de la escápula.
• Altura de la parte superior de la espalda más alta de lo normal, cuando el niño se inclina hacia delante.
• Tensión de los músculos isquiotibiales (cara posterior del muslo).
• Incurvación lateral de la columna
• Desviación lateral de la columna hacia un lado u otro.
• Un omóplato más prominente que el otro.
• Cabeza no centrada directamente sobre la pelvis.
• Apariencia de una cadera más elevada y prominente.
• Tórax asimétrico.
• Cintura pélvica desigual.
• Cambios en el aspecto o la textura de la piel que recubre la columna vertebral.
• Apoyo de todo el cuerpo en un lado.
• Prominencia costal cuando se agacha.
• Hombros y cadera no alineados.
• Curva compensatoria.

“Muchos de los problemas de salud de los adultos tienen su origen en la niñez. Dé a su hijo la oportunidad de prevenirlos”

La Gripe, una enfermedad subestimada

Cada año mueren por su culpa sólo en nuestro país unas 3.000 personas, y muchas más la padecen (entre el 5 y el 15% de la población), algunosgripe postrados en sus camas y otros muchos ingresados en hospitales. Y aunque las personas mayores son uno de los grupos de mayor riesgo, el año pasado hubo en nuestro país un exceso de mortalidad al inicio del invierno en el grupo de edad de 15 a 64 años, curiosamente el que suele ser de menor riesgo.

La gripe es una infección vírica que afecta el sistema respiratorio y se contagia fácilmente. Generalmente ocurre una epidemia estacional invernal cada año, y constituye una pandemia en el mundo cada 20 o 30 años, acompañada de un alto índice de morbilidad y mortalidad.

Durante los dos últimos siglos se han registrado seis pandemias, en 1900, 1918 (gripe española), 1957 (gripe asiática), 1968 (gripe de Hong Kong), 1977 (gripe rusa) y 2009 (gripe A), siendo la pandemia de la década de 1918 la que causó más muertes en todo el mundo, con cerca de 30 millones de víctimas.

El virus de la gripe que ataca todos los años no es un solo virus, sino unos 300 virus distintos

Existen tres tipos de virus que producen la gripe (A, B y C) pertenecientes a la familia Orthomyxoviridae. Los virus A y B pertenecen al género Influenzavirus y el C al género Influenza C. Los virus B y C afectan principalmente al hombre. El virus A se ha aislado en poblaciones de patos, seres humanos, cerdos, caballos y mamíferos marinos, siendo el más agresivo de los tres géneros y el responsable de las pandemias.

El virus que produce la gripe tiende a cambiar continuamente, ya sea por mutaciones o por reordenación genética; de esta forma, evita la inmunidad adquirida por el huésped. El virus A ha cambiado en varias ocasiones a lo largo de los últimos 100 años.
El virus de la gripe es algo así como un “supervirus mutante”. Para cuando una persona infectada ha desarrollado anticuerpos que le protegen (y que impedirían volver a contagiarse de ese virus durante un tiempo), el virus ya ha cambiado y esa persona ya no tiene protección.
Medidas de prevención y acción:
• Optimice su flota intestinal: Esta podría ser la estrategia más importante que puede implementar, ya que las bacterias en su intestino tienen un enorme control sobre su respuesta inmunológica. Además los alimentos procesados y la mayoría de los granos deberían ser eliminados y remplazados por grasas saludables como el aceite de coco, aguacate, olivas, aceite de oliva, mantequilla, huevos y nueces.

• Optimice sus niveles de vitamina D: optimizar los niveles de vitamina D es una de las mejores estrategias para evitar las infecciones de todo tipo, la deficiencia de vitamina D podría ser la verdadera culpable de la temporada de gripe- no del virus en sí. Esto probablemente es la acción más importante y barata que puede tomar. Monitoree sus niveles de vitamina D de forma regular para confirmar si se encuentran dentro del rango terapéutico de 50-70 ng/ml.

• Evite el azúcar y los alimentos procesados: El azúcar altera la calidad de la respuesta inmunológica casi inmediatamente. También puede dañar la bacteria benéfica y alimentar los patógenos, hongos y virus.

• Duerma bien: Al igual que se le dificulta realizar sus tareas si está cansado, si su cuerpo está fatigado será más difícil combatir la gripe.

• Tenga herramientas efectivas para manejar el estrés: Todos nos enfrentamos al estrés diariamente, pero si el estrés se vuelve crónico, entonces su cuerpo tiene una menor capacidad de combatir la gripe o cualquier otra enfermedad.

• Haga ejercicio de forma regular: Cuando usted hace ejercicio, aumenta la circulación y fluido sanguíneo, lo que significa que su sistema inmunológico tiene mayores probabilidades de encontrar la enfermedad antes de que se propague. Asegúrese de estar hidratado- tome mucho líquido, especialmente agua.

• Tome grasas omega-3 de origen animal y de alta calidad: Aumente su consumo de grasas saludables y esenciales como las omega-3 que se encuentra en el aceite de krill y que son esenciales para mantenerse sano. También es importante evitar los aceites dañados con omega-6 que son las grasas trans, así como los alimentos procesados, ya que dañan seriamente su respuesta inmunológica.

• Lávese las manos: Lavarse las manos disminuirá la probabilidad de llevar el virus hasta su nariz, boca y/o a otra persona. Asegúrese de no utilizar jabón antibacterial, en este caso son completamente innecesarios y pueden causar más daño que beneficios. En lugar de eso, utilice un jabón regular sin sustancias químicas.

• Implemente verdaderas medidas de higiene: Además de lavarse las manos de forma regular, cúbrase la boca y la nariz al estornudar o toser. De ser posible, evite el contacto directo con las personas enfermas o si usted está enfermo evite el contacto directo con las personas sanas.

• Utilice antibióticos naturales: Algunos ejemplos incluyen el aceite de orégano y el ajo. Estos trabajan como antibióticos de amplio espectro contra las bacterias, virus y hongos en su cuerpo. A diferencia de los antibióticos farmacéuticos, no parecen causar resistencia.

Dolor lumbar

Se define como lumbalgia o lumbago al dolor procedente de la zona lumbar, causado por un lumbalgia-prevencion-y-consejossíndrome músculo-esquelético, es decir, trastornos relacionados con las vértebras lumbares y las estructuras de los tejidos blandos como músculos, ligamentos, nervios y discos intervertebrales.

En la mayoría de los casos el dolor es de origen mecánico- funcional, que se refiere a una disfunción articular de las vértebras lumbares y que pueden verse asociados a factores influyentes como contractura muscular, hernia discal, escoliosis, artrosis (desgaste), etc.

Sin embargo, en el caso de la artrosis, y contrariamente a lo que se decía tradicionalmente, no necesariamente causa el dolor lumbar (se puede tener artrosis sin que se manifieste el dolor). Diríamos que la artrosis es más una consecuencia del fallo bio-mecánico de la columna vertebral y no viceversa.

En algunos casos, aunque pocos, el origen puede ser otro como una fractura, tumoración, o referido al reflejo de algún órgano interno. Por eso es importante determinar la causa en concreto mediante un examen completo. De todas maneras más del 90% del dolor lumbar está causado por patologías funcionales de la columna como por ej.: hipomovilidad articular, compresión de un nervio, miofascitis, etc.

La zona lumbar es una zona muy vulnerable puesto que está constantemente sometida a esfuerzos, malas posturas, traumatismos, defectos hereditarios, etc. Entre los factores de riesgo están: falta de fuerza y resistencia de la musculatura lumbar, accidentes previos, trabajos físicos pesados, movimientos repetitivos incorrectos, sobrepeso, escoliosis, exposición frecuente a vibraciones, alcohol, drogas, problemas psico- sociales, tabaco, estrés, insatisfacción emocional, etc.

Todo esto y más puede dar lugar a dolorosos problemas lumbares, que diagnosticados incorrectamente podrían suponer un incorrecto tratamiento y/o una minimización del problema real. Es preciso identificar cuál es el tipo de problema funcional y/o estructural que origina los síntomas para aplicar el tratamiento específico.

Estadísticamente, 8 de cada 10 personas sufrirán de dolores lumbares en algún momento de sus vidas, y esta es la principal causa de baja laboral en el mundo occidental. También es uno de los problemas de salud más costosos para la industria y sociedad por la pérdida de días de trabajo y coste del tratamiento. De manera que el dolor lumbar se puede considerar un mal endémico, el cual ha sido estudiado por los países punteros en la ciencia de la salud para desarrollar guías de tratamiento multidisciplinario.

Así pues, países como EE.UU., Canadá, Nueva Zelanda, Gran Bretaña, Noruega, Finlandia, fueron de los primeros en incluir el tratamiento quiropráctico (por Doctores en Quiropráctica) dentro de los sistemas nacionales de salud tras comprobar su menor coste y mayor eficacia comparado con el tratamiento convencional. Se ha pasado del tratamiento del simple descanso con medicación y esperar a ver qué pasa, a un tratamiento dirigido a restaurar la funcionalidad de la columna lo antes posible y evitar así males mayores producto del degeneramiento del problema inicial.

Es importante reforzar la importancia de la prevención, las estadísticas médicas toman como referencia el deterioro físico propio de su falta. Inculcar desde la niñez el sentido de la prevención en todos los niveles, es alejarlos y alejarnos de ese grupo que padecerá en edades similares, problemas similares…

Conocer las funciones de cada parte de su cuerpo y la interrelación que existe entre órganos, células, músculos, etc., le dará las claves para reconocer lo que está haciendo mal y modificarlo a su favor.

LA MEJOR PREVENCIÓN ES CONOCERSE

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar