Un poco de historia

La profesión Quiropráctica

Nació en 1895 en Davenport (Iowa, EE.UU.). Daniel David Palmer realizó con éxito el primer tratamiento, ajustando una vértebra desplazada a Harvey Lillard, un paciente sordo. Harvey recuperó el oído. Este hecho desató una cadena de investigaciones científicas en los Estados Unidos que desembocaron en la Quiropráctica.

En 1921, el Dr. Henry Winsor realizó en Haverford, Pennsylvania, una investigación cuyo objetivo era determinar, a través del estudio y observación de cadáveres humanos diseccionados, la relación entre mínimos desplazamientos de vértebras de la espina dorsal y órganos internos lesionados o enfermos que estaban conectados por los nervios que provenían de estas vértebras desalineadas. Una vez confirmados los resultados, la Quiropráctica fue validada por la profesión médica.

Desde entonces, la Quiropráctica se ha ido desarrollando hasta llegar a ser la tercera profesión sanitaria de atención primaria en orden de importancia y número de pacientes. En algunos países ya la contemplan en su sistema público de salud. En España aún se trabaja para su regularización.

El importante crecimiento en Estados Unidos, Canadá y posteriormente en Europa se basó en los buenos resultados clínicos en el apoyo de los pacientes.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar